Lo mejor de celebrar una boda en verano

Por |2019-08-02T02:19:30+00:0010 junio, 2019|

¿Que si quiero? ¡Claro que quiero! ¿Quién no va a querer dar el sí quiero en verano? Es, de lejos, la mejor época del año para celebrar una boda y en este artículo vamos a explicaros por qué. Y es que desde el viaje hasta los huéspedes pasando, cómo no, por la organización, hay cantidad de razones para que nos demos el “sí quiero” en esta época del año.

En primer lugar, tenemos que tener en cuenta que una boda  es, desde luego, el día más feliz de la vida de la pareja… ¡Pero es mucho más que eso! Preparar y celebrar una boda es un evento logístico en el que todo tiene que funcionar a la perfección, como si fuesen partes del engranaje de un reloj: la ropa, la peluquería, la decoración, el restaurante, la iglesia o el juzgado, los invitados, la música… ¡Nada puede quedar a la improvisación o lo lamentaremos mucho! Y, precisamente par que no quede, lo ideal es celebrar la boda en verano.

¿Por qué? Pues en primer lugar porque hay muchas cosas que pueden fallar a lo largo del año que es menos probable que fallen en verano: ¿Quieres celebrar tu boda al aire libre? Desde luego, puede haber un día estupendo en octubre y un chaparrón en agosto… Pero las probabilidades y la estadística están del lado de celebrar la boda en verano y no en primavera u otoño.

Celebrar una boda en verano tiene muchas ventajas

Otra gran ventaja de celebrar una boda en verano es el hecho de que puede resultar mucho más fácil unir a la familia y a los amigos. Tenemos que pensar que, como decíamos antes, una boda es un acontecimiento logísticos. En la época en la que vivimos cada vez somos más las personas que tenemos amigos en el extranjero viviendo en Londres, Berlín o Nueva York. Si queremos que vengan a nuestra boda… ¿No sería mejor celebrarla en una época en la que a todo el mundo le resulte más fácil coger vacaciones como es el verano?

También, debes tener en cuenta que una boda, sea en verano o en cualquier otra época del año, es un evento que dura un día… ¡Pero hay mucho que queda de él después! Por ejemplo, las fotos y los vídeos de ese día son un excelente recuerdo con el que rememorar algo tan feliz y tan grande. Si haces tu boda en verano conseguirás que la luz y el brillo en las foto sea idóneo. Hacer la boda en invierno puede hacer que se vean más tristes y que el tiempo, como se suele decir, “no acompañe”.

Pero sin duda, un aspecto importante a tener en cuenta a la hora de hacer una boda en verano es el aspecto logístico. Como decimos, organizar una boda implica probar, ver, preparar, ensayar… ¿Y qué mejor época del año que el verano para hacer todo esto? No sólo es más fácil para los invitados el poder venir a verte, sino que para ti también será mucho más fácil el poder organizarlo todo, ir al restaurante… ¿Te imaginas hacer lo mismo en invierno o en otra época del año? ¡Sería mucho más difícil!

Imagen que contiene persona, cielo, exterior, hierba Descripción generada automáticamente

El viaje de luna de miel, aspecto fundamental de la boda en verano

¿Y qué me dices del viaje de luna de miel? Cuando hablamos de la boda, lo normal es pensar en el día en sí… ¡Pero es mucho más que eso! Organizar una boda en verano es también organizar el viaje de luna de miel que va después. Salvo que tu plan sea ir al hemisferio Sur, quizás lo más sensato sea viajar en verano y aprovechar del mejor tiempo ¿No te parece?

Además, durante la época de verano, si decides celebrar tu boda en verano puedes beneficiarte de cantidad de ofertas especiales para viajes: vuelos charter y directos, precios inimaginables durante el resto del año… ¡Y unos destinos turísticos mucho más atractivos que durante los meses más fríos del año! Ten en cuenta todo esto a la hora de organizar tu boda y no cometer errores.

Las actividades que puedes hacer y la ropa

Al margen de que decidas o no celebrar tu boda al aire libre, hay cantidad de actividades que puedes hacer con tus invitados en tu boda si decides celebrarla durante el verano. Así, es posible que entre las opciones que tengas estén fiestas en la piscina, cenas al aire libre o paseos de otro tipo. Este tipo de actividades es difícil que se puedan organizar durante otros meses del año… o son mucho menos atractivas.

Tampoco olvides el tema de la ropa, que puede parecer algo menor… ¿Te imaginas ir en traje de novia o de novio y tener que llevar cantidad de capas? Es algo de lo que puedes prescindir si te casas en verano. Al organizar tu boda en verano evitas tener este tipo de inconvenientes.

Deja tu comentario