Cómo preparar una boda ibicenca

Por |2019-08-02T01:37:46+00:0011 julio, 2019|

Organizar una boda ibicenca es una forma diferente y original de celebrar el día más importante de tu vida. Inspirado en el ambiente hippie de los años 60, es ideal para novios modernos a los que no les guste celebrar una ceremonia al estilo tradicional y con esa sencillez y pulcritud tan propia de este estilo tan elegante.

La localización perfecta para una boda ibicenca

Aunque el lugar idílico para una boda ibicenca es lógicamente Ibiza, también existen otras posibilidades igualmente interesantes para las personas que no tienen la ocasión de desplazarse a esta encantadora isla, eso sí, siempre se deben buscar opciones con inspiración mediterránea.

En Ibiza hay muchas opciones diferentes donde se puede celebrar la ceremonia nupcial y con todos los condicionantes para hacer esa boda de manual completamente ibicenca. Si el evento tiene lugar al aire libre, siempre se tiene la incertidumbre de que la climatología pueda jugar una mala pasada, pero se pierde parte de la magia de celebrar la boda en un entorno natural.

¿Playa o iglesia?

Sin duda el lugar soñado para muchos es celebrar la boda ibicenca en una playa ¿acaso existe un marco más auténtico para ello? Poder disfrutar de un día tan importante frente el mar es todo un lujo y casa perfectamente con el concepto buscado. Hay muchos lugares en Ibiza donde se puede celebrar este tipo de uniones, y es totalmente recomendado, por ser lo más fresco, sencillo cómodo y agradable. Se recomienda celebrar la boda en verano, aprovechando las largas tardes y las noches cálidas que se viven junto al mar, con menos riesgos climáticos.

Por otro lado, está la magia de las iglesias en Ibiza, que es incomparable y da un pequeño toque de tradición con esencia a las bodas ibicencas. Incluso hay muchas personas que no son muy asiduas a acudir a la iglesia y deciden celebrar su boda en una iglesia ibicenca, puesto que la sencillez de estos edificios asegura un marco idílico para un evento perfecto.

Entre las iglesias más solicitadas para las bodas ibicencas están las de los pueblos más pequeños, donde el entorno natural es encantador. Iglesias como las de San Lorenzo, Santa Inés o San Miguel han sido escenarios de muchas de estas bodas, incluidas las de  famosos y celebridades. Pero sin duda la iglesia preferida de los novios es la pequeña iglesia de Sant Francesc que resulta ideal para ceremonias íntimas al lado de Las Salinas. El atardecer desde esta iglesia es incomparable y muy agradecido para sacar los reportajes fotográficos de la boda ibicenca.

La ropa para una boda ibicenca

La ropa que tradicionalmente se ha usado para disfrutar de una boda ibicenca tiene unos patrones muy definidos. Esto es así en el caso del novio y también para la novia ibicenca, para ambos se usan trajes de color blanco. La ropa es transpirable, ligera, de materiales sencillos y naturales como el algodón y especialmente el lino.

Este tipo de ropa realza las figuras de los novios dándoles una imagen moderna a la vez que otorga cierta comodidad para un día tan largo. Esta imagen se puede mejorar aún más si los novios tienen la piel un poco morena con el transcurso verano de manera que contraste con el color blanco de la ropa clásico de una boda ibicenca. La idea es que la ropa de una boda ibicenca se lleve de la manera más natural y cómoda posible, para que los novios solo se preocupen de disfrutar del inolvidable día que tienen por delante.

La importancia de la decoración

Es otro de los detalles que debes cuidar en cualquier boda y en una ibicenca no puede ser menos. Para el caso de la boda que nos ocupa, no te resultará muy complicado encontrar una decoración apropiada. Se trata de encontrar algo minimalista y sin ninguna ornamentación; no lo necesitarás.

 

El lugar de la ceremonia quedará perfecto con algunos detalles que lo conviertan en algo muy personalizado para vosotros, ya que lo recargado y lo barroco es completamente opuesto al estilo ibicenco. Si quieres decorar un poco el altar, puedes hacer un arco y cubrirlo con tul.

El banquete de una boda ibicenca

Una idea muy bella y apropiada para preparar el banquete en una boda ibicenca es hacerlo con buffets temáticos. Se trata de distribuir mesas y sillas con toques informales en el recinto que se haya reservado para la comida y que los propios invitados se sirvan sus menús.

También es interesante poner una barbacoa para cocinar comida caliente como pescados o verduras. Y distribuir el resto de la comida por los diferentes buffets; en uno se puede integrar la fruta, en otro comida japonesa, por ejemplo. Los postres con vuestra tarta nupcial en otra zona habilitada del buffet. Y otro con las bebidas, que no pueden faltar.

Deja tu comentario