Organizar una boda civil: consejos para que nada falle

Por |2020-02-06T13:14:57+00:0024 enero, 2020|

Una boda requiere de muchos preparativos y planificación. Tener todo listo para uno de los días más importantes de nuestra vida hace necesario que tengamos en cuenta muchos aspectos. Cuidar cada detalle merecerá la pena para que nuestra boda sea inolvidable. Organizar una boda civil puede parecer más fácil pero también requerirá de mucha atención por nuestra parte para que todo salga bien.

Una boda civil tiene muchos puntos para organizar. Conseguir que todo vaya fluido es importante y por eso es importante conocer qué necesitamos para que todo vaya cómo la seda. En realidad, la preparación requiere de casi la misma organización que una ceremonia religiosa. Al fin y al cabo también es una celebración. Vamos ayudarte a conocer todo lo que te hace falta saber para que nada falle.

Lo primero que vamos a explicar son los trámites para la boda civil. Lo primero es abrir el expediente matrimonial. Este trámite se inicia en el Registro Civil del municipio de residencia de cualquiera de los dos contrayentes. Este trámite se realiza para comprobar que los futuros cónyuges tienen capacidad suficiente para contraer matrimonio y no exista impedimento alguno.

La boda civil también requiere de muchos preparativos

Para ello deberán aportar documentación en el Registro Civil como el certificado de nacimiento, el de empadronamiento y la prueba de la disolución de matrimonios anteriores (en su caso). Si el funcionario no observa ninguna anomalía se enviará al funcionario ante el que se celebre la boda. Esta tramitación es gratuita y su duración dependerá mucho del registro ante el que se haga.

El plazo suele ser de hasta dos meses, cosa que hay que tener muy en cuenta. Una vez terminado el expediente a nuestro favor ya podemos celebra la ceremonia de boda civil en la que los contrayentes deberán manifestar su consentimiento de contraer matrimonio. El expediente termina con un auto favorable y ya podemos reservar día y fecha de la boda en los juzgados o en el ayuntamiento.

Para la elección de la fecha de la celebración de la boda civil hay que tener en cuenta que seguramente sea en horario laboral. Este acto también es gratuito salvo en determinados casos que luego explicaremos. Nos podrá casar un juez de paz, un juez de registro civil, un alcalde o un concejal. También se puede celebrar ante notario pero también se deberá celebrar en su horario laboral y su precio será de 120 € aproximados.

En el caso de los ayuntamientos se puede realizar un trámite de expediente e registro para realizar las firmas pertinentes y poder luego celebrar la ceremonia con posterioridad en otra ubicación distinta. En estos casos los costes que acarrea el transporte del concejal pueden ser requeridos como gasto. Al igual si la ceremonia de boda civil se realiza fuera del horario laboral habitual.

Los testigos juegan un papel importante en la tramitación de la boda civil. Durante la tramitación del expediente matrimonial necesitarás al menos un testigo para la tramitación y también otro dos para el acto de la boda para firmar el acta.

Una vez hayas realizado todos los trámites puedes celebrar la boda. No nos referimos al acto en sí que tan sólo dura uno minutos en los que se leen los artículos de Código Civil y se manifiesta el consentimiento. Nos referimos a la parte más festiva. Durante la celebración del acto oficial puedes tener invitados, pero no se dispone de mucho tiempo.

En una vida civil también hay espacio para la fiesta

Muchos otros optan por realizar la fiesta de la boda otro día posterior, donde ya todos los preparativos coinciden con los de cualquier boda. Invitaciones, menú, decoración, música, etc. En esta celebración podemos representar nuestra propio acto de matrimonio para rememorar el acto de la boda civil con nuestros familiares y amigos.

En este caso podemos ponernos creativos y realizar una ceremonia a nuestra medida. Podemos elegir nuestro oficiante entre familiares y amigos. La intervención de los seres queridos durante el acto será primordial. Se puede realizar en la misma ubicación donde luego se celebre el convite o fiesta. Es la ocasión perfecta para crear recuerdos que durarán toda la vida.

Las bodas civiles también requieren cuidar de los detalles. Una vez realizado los trámites necesarios ya estamos listos para festejar nuestra boda. Es un evento que también deberemos programar contando siempre con los plazos establecidos. Recuerda solicitar información necesaria en el registro donde se vaya a iniciar el expediente.

En Comotinta estaremos encantados en participar en la organización de vuestra boda. Descubre nuestro catálogo de invitaciones y nuestros productos para las mesas del convite. También ofrecemos soluciones para los invitados a tu boda civil. ¡Contacta ya con nosotros! Estaremos encantados de atenderte y ayudarte a conseguir la boda de tus sueños.

Deja tu comentario